San Rafael, de de · temperatura:   C

Cultura

“Invertidas”: Una propuesta teatral “de género y erotismo” irrumpe en San Rafael

La obra experimenta diversos tópicos, entre ellos la violencia de género y el amor entre dos mujeres. "Nos interpela", asegura la crítica.

18-01-2018

Bajo la dirección de Marcos Martínez y protagonizada por Silvia Germanó y Yamila Forte, desembarca en San Rafael “Invertidas”, una propuesta teatral entre cuyos tópicos centrales se cuentan el género, la violencia, y el amor entre mujeres.

La obra se presentará el sábado 20 y viernes 26, en una doble función a las 21 y 22 horas, en Escarlata, taller de arte ubicado en avenida Balloffet 941, y el valor de la entrada es de $100.

Crítica. Por María José Gonzalez Prado. Licenciada en Psicología.

Un teatro que nos interpela

Invertidas es de esas obras que nos dejan pensando y descolocadxs en la butaca una vez termina. Nos obliga a repensar cuestiones de género, repasar los cuerpos, asociar las narrativas que van sucediendo y a intentar, no siempre con éxito, encontrarle una vuelta de rosca.

En este sentido, me arriesgo a decir que la propuesta del director y la intimidad corporal que van jugando, intercambiando, entrelazando y erotizando las actrices en su trama vincular es algo que puede llegar a incomodar al público conservador, que sostiene como tabués las relaciones amorosas entre mujeres y naturaliza el orden patriarcal. A su vez, creo que la obra puede servir de referencia para aquello de “lo que no se habla”.

Otra de las sutilezas que presenta la obra, es una estética visual que puede aproximarse al arquetipo de la fantasía patriarcal por excelencia (dos mujeres en relación erótica) en tensión con una narrativa que irrumpe, que se rebela, cuestionando la cosificación y objetualización de las mujeres.

Ver expresiones artísticas de estas características en San Rafael impulsa incomodidades, opiniones encontradas, diferentes significantes y significados y, sobretodo, apunta a interpelar lo normativizado socialmente. En este punto me detengo, porque salir de una obra con las ideas no masticadas, cerradas, encajadas, es un arte que ilusiona, que motiva, que conmueve.

Invertidas es una obra que hay que ver y sobretodo experimentar.