de de - 00:00 hs
Mendoza

Cultura Jueves, 3 de Enero de 2019

“La estrella de los Reyes Magos”

El cuento de un lector. Por  Nacho Ajala.

Jueves, 3 de Enero de 2019
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

            06/01/2019                        


La Estrella de los Reyes Magos

 El día pasó volando con mucha rapidez y, casi sin que mis hermanos y yo nos diéramos cuenta, la noche llegó, tranquila y calurosa como había venido durante la última semana. Me quedé despierto más tarde de lo habitual, por primera vez en mi vida, el 5 de enero, de un año que sería movido y también peligroso, esperando ver, por lo menos una vez, a los Reyes Magos.

Después de comer todos fueron a dormir, excepto yo, que me hice el dormido para que no me regañaran. Y, quedándome sentado en el sillón, me dispuse a esperar a que los Reyes vinieran.

 Unas horas más tarde, habiendo quedado presa del sueño, me desperté sobresaltado, sorprendiendo a un viejito, muy arrugado, que me miró paralizado. Acto seguido me metió en una bolsa, en el cual me volví a quedar dormido como por encanto.

 Cuando volví a despertarme me encontraba en una cama, extrañamente cálida y reconfortante, en la cual me protegía de un extraño frío, y, de pie frente a mí, se encontraban cuatro personas, cuatro ancianos, uno de ellos era el que se encontraba en mi casa cuando, al verme despierto, me secuestro. Era demasiado viejo, parecía tener más de cien años. Y los otros tres, en cambio, parecían reliquias de miles de años.

 Al momento de despertar se sentaron en sillas que, un segundo antes, no estaban alrededor de la cama, y lo sé porque mi vista es capaz de reconocer todo a mi alrededor cuando me despierto, súbitamente, después de ser secuestrado.

 Luego los viejos me contaron una historia que yo ya conocía. Después de que terminaron me atreví a preguntarles porque eran cuatro en lugar de tres, como contaba la historia; porque me habían secuestrado en lugar de dejarme dormido en mi casa; y, sobretodo, que querían de mí. El viejo más joven, el de los cien, me explicó que solo muy pocos eran elegidos como Guías para los Tres Ancianos, y que cuando uno era elegido tomaba el lugar del anterior.

 El anciano más joven terminó diciéndome unas extrañas palabras para luego desaparecer sin más, los otros tres se levantaron y un peculiar resplandor me envolvió. Cuando se acabó los ancianos me explicaron que los Guías eran los encargados de conducirlos por el camino correcto para llevar a cabo la misión que tenían encomendada realizar cada año.

 Ese fue un trabajo estupendo, el cual realicé hasta el día de mi muerte, cuando tuve más de cien años, y solo debí sacrificar una sola noche de cada año.

 En esos viajes, que parecían durar meses o incluso años, totalmente oscuros debido a la noche, aprendí el significado y la historia de la Estrella Fugaz; aquella que condujo a los Tres Ancianos ante la presencia del Niño Dios, en representación de los pueblos paganos.
 
                                                                                                                                             Nacho Ajala
                                                                                                                      30 de diciembre de 2018

  

Reseña de Nacho Ajala

Nombre Completo: Luis Ignacio Ajala

Edad: 18 años

Fecha de Nacimiento: 10 de octubre de 2000

Participaciones Literarias: concurso de poesía Alfredo R. Bufano 2013, mención especial; concurso de cuentos Antonio Di Benedetto 2015, segundo lugar; concurso de cuentos Antonio Di Benedetto 2016, participación; concurso de cuentos Antonio Di Benedetto 2017, participación; concurso de cuentos ITAU 2017 en línea, participación.

Luis Ignacio Ajala es un sanrafaelino de 18 años que tiene por pasión escribir cuentos. Aprovechando la fecha nos envió a nuestra redacción una de sus obras literarias para que todo los lectores de Mediamendoza se deleiten con sus palabras. Gracias Nacho.













Seguí leyendo en Cultura