San Rafael, de de · temperatura:   C

Mendoza

Caso Próvolo: el obispo de Verona habla de un complot de los sordos con autoridades argentinas

El prelado presentó un documento donde sostiene que las graves acusaciones de abuso sexual en la Argentina tienen como objetivo quedarse con las "bellas propiedades" de la institución educativa en Mendoza y La Plata y que las autoridades argentinas son cómplices.

13-03-2018

El obispo de Verona dijo en un escrito que las denuncias de abuso sexual contra los sacerdotes del Instituto Antonio Próvolo en las ciudades argentinas de Mendoza y La Plata "están motivadas quizás por la intención de apoderarse de las bellas propiedades del instituto en esos lugares, eso con la complicidad de las autoridades administrativas".

Giuseppe Zenti, obispo de la ciudad de Verona, ha presentado una queja contra los exalumnos del Instituto Próvolo de esa ciudad italiana y contra la Asociación de Sordos Próvolo que llevan adelante un proceso en el que acusan a sacerdotes, religiosas y directivos de la institución educativa para chicos sordomudos dependiente de la Iglesia.

El obispo individualiza a los supuestos responsables del complot, y los denomina grupo Dalla Bernardina, el apellido de uno de los supuestos organizadores de la operación contra la escuela donde chicos sordos fueron abusados sexualmente según la causa judicial.

Según el obispo, todo habría empezado alrededor del 2007 cuando exalumnos del Próvolo, miembros de una asociación encabezada por Giorgio Dalle Bernardina, le piden un local para reuniones. Si no se les otorgara- habrían amenazado los exalumnos según el prelado- harían acusaciones de pedofilia. Zenti asegura no haber contestado a la demanda.

Es decir, el obispo acusa a los sordos de haber orquestado un chantaje en su contra. También menciona como prueba para desacreditar las acusaciones que la palabra "sodomizar", que usan en sus testimonios "es difícil de reproducir por un sordomudo". Por lo tanto, es evidente que "no pueden conocer su significado", concluye Zenti.

Facsímil de la queja del obispo Zenti, donde lanza acusaciones sobre exalumnos y autoridades argentinas. Pide que los autores sean procesados, y si se los encuentra responsables, castigados.

La queja, que consta de tres páginas, fue archivada, pero dado que involucra a autoridades argentinas en un supuesto delito, se les habría dado vista del documento a través de canales diplomáticos a los acusados según la Rete L abuso, de víctimas de abusos de sacerdotes católicos.

Nicola Corradi, un sacerdote acusado junto a otros curas de aberrantes abusos en la década del 60 en Verona fue trasladado a la Argentina en enero de 1970. El fiscal interviniente en la causa hizo una estimación preliminar de más de 60 chicos sordomudos abusados.

Actualmente, en la Argentina, se espera el juicio oral. Hay 14 imputados- entre los cuales hay dos monjas- de los cuales 4 permanecen en la cárcel. Corradi, de 82 años, goza del beneficio de la prisión domiciliaria.

Fuente: tn.com.ar