de de - 00:00 hs
Mendoza

Mundo Indonesia Miercoles, 8 de Agosto de 2018

Un viejo chamán retuvo 15 años a una mujer como esclava sexual en una cueva

El autodenominado chamán secuestró a la mujer cuando esta tenía 13 años y la obligó a mantener relaciones sexuales diciéndole que estaba poseída por un espíritu. 

Proyecto Sinatar 2017

08/08/2018


La Policía de la isla indonesa de Sulawesi liberó a una mujer que llevaba 15 años retenida en una cueva por un chamán que la obligaba a ser su esclava sexual.

La mujer, de 28 años, fue localizada en una cueva de piedra en el patio de la casa del chamán, de 83 años, informó el jefe policial del distrito de Toli Toli, Muhammad Iqbal Alquddusy. 

El chamán secuestró a la mujer cuando esta tenía 13 años y la obligó a mantener relaciones sexuales diciéndole que estaba poseída por el  espíritu de un novio imaginario de la víctima, llamado Amrin. Desde ese momento la recluyó en la cueva.

Yago, el chamán de 83 años que tuvo secuestrado a la chica (Captura de video).

En un video publicado en YouTube se ve cómo la mujer es ayudada a caminar por sus vecinos después de ser liberada de una cueva en la grieta de una montaña en el pueblo de Bajugan, en el centro de la isla de Sulawesi. "Ella se encuentra muy alterada, tiene miedo de la gente y quiere volver a la cueva", añadió el Jefe de Policía.

La desaparición de la chica se produjo en 2003, después de que visitara al chamán, llamado "Jago", para curar una enfermedad. Este curandero vivía cerca de la casa de los padres de la adolescente.


El padre de la víctima alertó sobre su desaparición a la policía. Entonces, el chamán, que s respetado por los vecinos de Galumpang por sus poderes sobrenaturales y medicinales, le contó a la familia que la hija había viajado a Yakarta para ganarse la vida.

Durante un tiempo entregó regalos a la familia que, según les decía, les enviaba la hija, hasta que dejó de hacerlo y los padres perdieron la esperanza de encontrarla.


El chamán, que puede ser condenado a una pena de hasta 15 años de prisión, mientras tanto, la seguía manteniendo encerrada en la cueva y cada noche la llevaba a una cabaña cercana a la gruta, donde la violaba. Durante el cautiverio hizo abortar en varias ocasiones a la joven.

El asunto salió a la luz cuando un vecino escuchó sin querer una discusión sobre el secuestro entre el hijo de Jago y su esposa, una hermana de la cautiva, y lo denunció a la Policía.


La víctima deberá seguir una terapia para curar el traumatismo provocado por el secuestro.

Indonesia es un país del sureste asiático de confesión musulmana, donde las supersticiones están muy extendidas.

Fuente: clarin.com

    Seguí leyendo en Mundo