San Rafael, de de · temperatura:   C

San Rafael

Lo que Macri desnudó

La visita el primer mandatario a San Rafael dejó al descubierto mitos que parecían realidad.

11-01-2018

Todos somos muy valientes... de lejos

Omar Félix, desde Buenos Aires, o desde la Capital provincial o Dios sabe de dónde, declaró en un medio amigo que "no ameritaba la venida de un Presidente el inicio de una obra de asfalto", proyecto que, no obstante, nunca fue capaz de tramitar ni cuando fue intendente, ni cuando fue diputado.

Esta frase fue pronunciada 12 horas antes de que Macri arribara a San Rafael. Ni bien el mandatario pisó suelo sanrafaelino, el diputado Félix cambió diametralmente su discurso. Dijo que siempre era “importante la visita de un Presidente” y que San Rafael debía estar “orgulloso” de eso.

Una más de Omar y van...

Chupines, muchos. Militantes...poquísimos

Los dirigentes, legisladores y adherentes radicales impecablemente vestidos entraban y salían presurosos del hotel Tower. Algunos tomaban un cafecito y otros mostraban preocupación.

No habían logrado movilizar a nadie.

Cuando miraban por el inmenso vidrio del hotel veían a unos 30 o 40 manifestantes con unos carteles vergonzosamente prolijos que los hostigaban e insultaban.

En tanto, los militantes no aparecían y las bases no llegaban. Ni siquiera había rastro del grupúsculo de celadores que fueron nombrados en los últimos seis meses con el consiguiente reproche entre dirigentes. “Al final, estamos como en la época de Iglesias: nombraron 900 celadores y no ganaron ni la interna", espetó un funcionario que hace muy poco se hizo macrista.

La realidad es que, por lo menos en el radicalismo local, los que antaño movilizaban parecen haber desaparecido.

Los oficialistas-opositores tampoco consiguieron gente

Según cuentan, el domingo anterior a la llegada del Presidente, dirigentes oficialistas locales salieron por el Barrio el Molino a buscar gente para sumarla al abucheo contra Mauricio Macri.

Al parecer, por los hechos acontecidos en el acto, nadie se "prendió". Tratando de analizar el por qué de la poca respuesta de la gente a su pedido, los dirigentes concluyeron que Orlando Alossi, delegado local del Ministerio de Acción Social de la Nación, anduvo haciendo de las suyas por estos barrios.

Los insultadores a sueldo

La nota realmente de color la dieron los que fueron a manifestarse en contra del Presidente, mayoritariamente empleados públicos, algunos de licencia, otros en horario de trabajo y otros multi-procesados e inhabilitados para ejercer cargos públicos de por vida (sí, leyó bien); levantaron carteles prolijamente impresos en un par de imprentas amigas (amigas de los gremios). Entre ellos también estaba la Agrupación de Derechos Humanos Selectivos, esos que para ellos Macri es la dictadura y Milani sería el Papa (dimos un buen ejemplo).

En realidad eran 30 o 40 manifestantes que una vez más quedaron a contramano del tiempo y del espacio, separados 150 metros del lugar en donde estaba el Presidente.

Cornejo y Félix, como si nada hubiera pasado

El gobernador Alfredo Cornejo y el intendente Emir Félix se dijeron de todo en las últimas elecciones hace menos de tres meses.

Ahora no sabemos si, fruto de los problemas que los acucian a ambos —fuego, justicia, leyes, pulpera—, han bajado sus decibeles a límites inimaginables.

La venida del primer mandatario dejó al descubierto que cuando se quiere se puede, y por un rato dejaron rencillas de lado y se dedicaron a hacer y pedir lo que nos corresponde a todos los sanrafaelinos.

Mientras tanto, Daniel Fendik calentaba los motores de la topadora que en menos de 2 horas ya tendría destrozada la primera cuadra de la avenida Balloffet.