de de - 00:00 hs
Mendoza

San Rafael Entrevista Viernes, 7 de Setiembre de 2018

De pasión: cervecero

Guillermo Pomar decidió iniciar un microemprendimiento que lo apasiona y lo hace feliz. Hablamos con él y compartimos su historia.

Fotos: Jorge Gutierrez / Mediamendoza.com

09/09/2018

Más allá del trabajo en el que uno se desempeñe a lo largo de la vida siempre hay pasiones que quedan pendientes, pero este no fue el caso de Guillermo Pomar, quien luego de jubilarse decidió iniciar su propio un micro emprendimiento e instalar una pequeña cervecería en casa. Un poco para continuar haciendo algo, ya que pilas no le faltan y otro porque su experiencia de más de treinta años de trabajo en una bodega le dieron vastos conocimientos en el tema y porque además asegura siempre le apasionó.

Dialogamos con Guillermo para conocer más sobre Arcadia, su cervecería. Sus inicios, sus proyectos y mucho más.

“Estuve 35 años trabajando en una bodega, ahí pase buenos tiempos realmente estaba muy bien atendido y tenía muy buena relación con todos, asique después que me jubilé estuve tres años más, hasta que dije me voy porque quiero hacer otra cosa, quiero cambiar. Yo ya tenía la idea de hacer algo de cerveza inclusive había empezado a hacer unos litros de cerveza con unos tachitos de acero inoxidable y cuando estaba lista invitaba a los chicos del laboratorio a comer un asado y se las daba a probar” comenzó diciendo Guillermo.

Y continuó “eso me permitió saber cómo estaba, entonces después pensé que si me ponía a hacer algo en ese rubro tenía que saber, asique como tengo una hija que vive en Buenos Aires le pedí que me anotara en un buen curso allá para aprender. Porque capaz que igual uno aprende pero te lleva mucho tiempo y comete muchos errores. Mi hija me anotó en un curso en el Centro de Cata de Cerveceros”.

Allí asegura que aprendió muchísimo y entabló  buenas relaciones con los otros cerveceros con los que hizo el grupo. “Había gente de todo el país, además de chilenos, paraguayos, peruanos. De ahí volví y dije ahora sí estoy en condiciones de iniciar el emprendimiento, asique me puse a averiguar el tema de las maquinarias: tanque, fermentadora y me fue muy bien porque ahí tengo tecnología de punta, de primera”.

Respecto al proyecto contó que inició hace dos años y medio, pero la producción para la venta al público empezó desde hace ocho meses. Instaló la microcervecería en su casa “tenía un patio grande asique ahí construí  todo para iniciar el emprendimiento, y siempre con vísperas de seguir creciendo”.

Le puso Arcadia a su cervecería y contó que el nombre hace referencia a una leyendas “así se llamaba una aldea en la época de los primeros habitantes y ahí aparece el primer hombre lobo y el mito del lobisón, por eso la cabeza del lobo en el logo. En un viaje a Buenos Aires leí la historia en una revista y ahí dije por qué no”.

Respecto a los estilos que realiza, Guillermo destacó que ahora hay un boom con eso de los patios cerveceros y la cerveza tirada, que si bien acá recién se está instalando, la gente ya se está acostumbrando a los nuevos sabores. “Nosotros tenemos una Apa, que es una cerveza rubia de origen americana; una Bitter, otra rubia de origen inglesa, la Scottish, cerveza roja de origen escocesa, la Ipa, otra rubia de origen inglesa y una Imperial Stout, que es una cerveza negra de origen inglesa, y ahora estamos desarrollando una cerveza con una receta propia, será una cerveza Premium elaborada con maltas, lúpulos y levaduras especiales, que será madurada en barrica de roble francés” afirmó y agregó “todas son diferentes estilos, sabores y aromas, siempre va desde la rubia, que es más suave, pasando por la roja hasta llegar a la negra que es la más fuerte, y trabajamos para ir mejorando siempre los estilos”.

Respecto a la elaboración detalló que además de tener buenos equipos que garantizarán la calidad del producto final, es esencial un particular tratamiento del agua “si no se la trata como debemos tratarla no se garantiza su calidad, por eso yo hago pasar el agua por una serie de filtros y un ablandador y el agua queda en óptimas condiciones, sumado a que se trabaja con normas de procedimiento para poder cumplir con todo el proceso” explicó Guillermo.

Pero Guillermo no trabaja solo en el emprendimiento, cuenta con la ayuda de sus hijos, el menor que es enólogo y bromatólogo lo ayuda con la parte industrial y las recetas, mientras que su hija que vive en Buenos Aires se ocupa de lo comunicacional y el manejo de redes sociales.

En cuanto a la evolución que ha tenido el producto, explicó que “se ha notado muchísimo la diferencia respecto a las primeras cervezas que hice. Hacer el curso fue muy importante y yo le aconsejo a todos hacerlo, porque se aprende mucho. Nadie se guarda nada todo, todo se aprende y eso está muy bueno, si no después hay cosas que uno no sabe”.

Sobre la relación con otros cerveceros sanrafaelinos contó que es cordial y que inclusive han realizado cocinadas conjuntas, “yo los invito a todos a mi casa, a mi planta para que vean lo que tengo y lo que les pueda enseñar lo hago con todo gusto, porque yo todo lo aprendí porque me enseñaron. Además el sol sale para todos” afirmó.

La comercialización del producto se realiza en diferentes patios cerveceros de San Rafael y alrededores “tampoco podemos abarcar mucho porque no podemos producir en gran volumen. Además se necesitan unos veinte días para obtener el producto final. Para su elaboración es imprescindible someter el producto a altas y bajas temperaturas, y después el tiempo de maduración”.

Guillermo contó además que vende el producto tambien para eventos particulares, pero que los barriles y la chopera los presta sin costo alguno.

Llegando al final de la entrevista, Pomar afirmó que entre sus proyectos, su sueño es lograr envasar el producto en lata y dejó un consejo para quienes deseen degustarla “hay que tomar buena cerveza, para alejar las enfermedades y estar siempre joven, por eso hay que tomar Arcadia” (risas).

Contacto: Facebook: arcadiacerveceria, teléfono/ WhatsApp: 260-4319575, e-mail: arcadiacerveza@gmail.com

    Seguí leyendo en San Rafael