de de - 00:00 hs
Mendoza

San Rafael Caso Florencia Peralta Miercoles, 13 de Marzo de 2019

Final feliz para 'El Africano': fue sobreseído de todos los cargos en su contra

El fiscal pidió la medida por considerar que no hay pruebas suficientes que lo vinculen al asesinato de Florencia Peralta. El juez le dio la razón.

Miercoles, 13 de Marzo de 2019
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

13/03/2019

Finalmente, tras un año y medio de una dura encrucijada judicial, Gassimou Barry, conocido como "El Africano", fue sobreseído hoy de todos los cargos que pesaban en su contra en la causa que investiga el homicidio de Florencia Peralta, ocurrido el 13 de septiembre de 2016.

Barry había sido arrestado en Buenos Aires el 2 de agosto de 2017 y extraditado a San Rafael, luego de que la investigación del caso determinó que había mantenido posesión del teléfono celular de Peralta luego del crimen. Tras su detención, fue acusado de Encubrimiento doloso y Homicidio calificado, cargos que el fiscal Mauricio Romano desestimó hoy por falta de pruebas.

Durante una audiencia realizada en los Tribunales de San Rafael, el fiscal hizo un repaso por el caso y aseguró que no existen pruebas suficientes que vinculen a Barry con el asesinato. Los exámenes de ADN y de huellas dactilares, recordó Romano, fueron negativos. Y los testimonios de los vecinos de Peralta tampoco lo ubican en la escena del crimen. 

Sin embargo, el fiscal señaló que existen "dudas insuperables" respecto a la confirmación de la teoría de Barry, que siempre aseveró que había hallado el teléfono en una acequia mientras recorría la ciudad como vendedor ambulante. Las pruebas para reafirmar su teoría, entre ellas la localización del teléfono y el seguimiento del móvil después del crimen, no fueron satisfactorias.  

Romano también consideró que la detención de Barry y su aprisionamiento preventivo (que se extendió por más de un año) fueron medidas correctas, basadas en "motivos suficientes". Una respuesta a las críticas que despertó la situación de Gassimou, y que llevaron al abogado humanista Guillermo Rubio a intervenir y ofrecer su propia casa como residencia para que el joven (que no tenía domicilio fijo) pudiera salir de la cárcel, donde estuvo alojado más de un mes. El joven pasó entonces a cumplir arresto domiciliario en la propiedad de Rubio. 

Entre estos motivos "suficientes" para la privación de libertad, el fiscal señaló una causa previa de Barry por violencia de género. La pareja de Barry, Claudia Rosas, lo había denunciado en Godoy Cruz tras una agresión que, coincidentemente, incluyó ahorcamiento, dijo Romano: la misma forma en que Florencia Peralta fue asesinada. Barry habló meses atrás sobre aquel episodio de violencia, se mostró arrepentido, y lo describió como un "error". 

Tras el pedido de sobreseimiento del fiscal, el juez que presidió la audiencia, Sergio González, dio lugar a la medida. Antes, permitió a Barry decir su último alegato. "No tengo nada que ver con el caso", reiteró el joven, que ya había sido puesto en libertad en octubre y esperaba una respuesta terminante para su desgracia. Y el final fue feliz. 


Seguí leyendo en San Rafael