de de - 00:00 hs
Mendoza

San Rafael Viernes, 15 de Marzo de 2019

Con énfasis en la crisis económica, el Intendente abrió las Sesiones Ordinarias y alabó su gestión

Emir Félix se presentó en el Concejo Deliberante y disertó sobre los puntos destacados de su administración, en el que podría ser su último año de gestión.

Viernes, 15 de Marzo de 2019
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

15/03/2019

El intendente Emir Félix encabezó durante la tarde de este viernes la apertura de Sesiones Ordinarias del Concejo Deliberante, y pronunció un discurso en el que detalló las políticas de su gestión el año pasado, al tiempo que proyectó las de este año, el último de su segundo mandato.

El acto fue seguido por una audiencia que colmó el recinto del Concejo Deliberante. Afuera, varias decenas de militantes del PJ levantaron banderas en apoyo al Intendente.

Félix inició su alocución con un mantra que acompañaría todo el discurso: una marcada alusión a la crisis económica que afecta al país, a la que atribuyó "pocos precedentes", y que usó para lanzar críticas sutiles al Gobierno nacional.

A fin de paliar la situación, reiteró, la Municipalidad ha incrementado sus actividades públicas. Entre las políticas paliativas, el Intendente destacó un estrechamiento de lazos con organizaciones sociales locales y una suma de las erogaciones de subsidios en la Dirección de Desarrollo Social.

"La demanda aumenta y las necesidades son imperiosas", dijo. Para cubrirlas, la Municipalidad hace un "trabajo de campo" profesional, agregó, que está "alejado de algunos momentos, en que se apostó al clientelismo político".

Más tarde, Félix inició un pormenorizado recuento de las medidas de todas las dependencias Municipales. Subrayó el desempeño de la pulpera (487 toneladas de pulpa vendidas el año pasado y 670 proyectadas este año); el desarrollo del parque industrial (que ya tienen nueve proyectos aprobados); la promoción turística en medios y eventos; la defensa de la cultura; la construcción de nueva infraestructura deportiva y la ampliación de los programas departamentales de deporte; el programa de separación de residuos (que ya se realiza en siete mil viviendas de las 57 mil de San Rafael); la reforestación de más de seis mil árboles; la refacción de varios centros de salud; la instalación de 145 luminarias públicas nuevas (mayormente LED); y la pavimentación de las calles (según remarcó, las obras llegaron a 1508 cuadras nuevas desde 2015), entre otras.

"Es para sentirnos orgullosos", sugirió.

 Seguidamente, el Intendente destacó algunos de los servicios que la Municipalidad ha profundizado. Entre ellos la atención a desempleados. "Se ha acrecentado la pérdida de empleo en San Rafael", aseguró. La Oficina de Empleo, dijo, atendió 12 mil consultas el año pasado: el doble que en 2017. 

También recordó las labores del Área de la Mujer, que en 2018 asistió en 478 casos de violencia. "Evidentemente, la violencia familiar aumenta y nosotros tenemos que estar muy atentos, ayudando en el marco de la justicia", afirmó.

 Ulteriormente, el Intendente revisó las cuentas. Aseveró que, pese a que el Municipio ha ampliado sus actividades para adaptarse a la "demanda" de los vecinos, los números públicos están "saneados". En 2018, dijo, la recaudación municipal cayó 11,5 por ciento, pero aun así las cuentas cerraron su "octavo año de superávit" fiscal.  

"Es difícil trabajar sin prever el futuro cercano", indicó el Intendente en alusión a la inflación (que, recordó, fue del 53,7 por ciento en Mendoza). "Es como manejar en la niebla. El nuevo escenario nos hace cambiar el rumbo. Y mejorar en función de las necesidades. No por eso vamos a dejar de hacer".

La política al final

El discurso, aunque firmemente focalizado en los detalles de la gestión administrativa, cerró con fuertes declaraciones de carácter político.

"Han pasado cosas en la provincia de Mendoza. Cambios en las reglas de juego cuatro meses antes de las elecciones", protestó, en referencia a la reforma constitucional que el Gobernador promulgó el año pasado para frenar las re-reelecciones de los intendentes y que suscitó un amparo judicial que la Suprema Corte respaldó hace días, habilitando las candidaturas a terceros períodos. "Ese tipo de modificaciones no aporta a la institucionalidad".

Luego, ya en el ámbito local, el Intendente ensayó una decidida, aunque sutil, defensa del presidente del Concejo Deliberante, Ricardo Vergara, cuyo cargo -actualmente abierto a renovación- está en entredicho por la oposición, que se niega a votarlo por considerarlo responsable de la polémica sesión de fines de diciembre que culminó con la aprobación del presupuesto municipal sin quórum, con la ausencia de la UCR.

El Intendente atribuyó a Vergara una "mejora en el diálogo y la institucionalidad" del Concejo Deliberante. Y también una "eficiente" gestión de los recursos.

"Para los que creen que el Municipio es el lugar del poder, les digo que están equivocados: es el lugar del deber", concluyó Félix. "Voy a seguir luchando por este departamento, que amo profundamente".


Seguí leyendo en San Rafael