de de - 00:00 hs
Mendoza

Tiempo Libre Estudio Martes, 13 de Marzo de 2018

Cuál es el mejor horario para aprender un idioma

No existe una fórmula mágica para el aprendizaje de una nueva lengua, sin embargo una investigación descubrió el momento del día más adecuado para garantizar el éxito.

13-03-2018

Aprender un idioma nuevo requiere sacrificio, voluntad, organización y disciplina. Y continuar el aprendizaje en el tiempo es todo un desafío. Algunos estímulos como ver series, cómics o canciones en esa lengua ayuda mucho a afianzar su dominio, el horario del día en el que estudies también es un factor a tener a tener en cuenta.

El sueño juega un papel esencial en el aprendizaje para fijar recuerdos: los estudios apuntan a que si practicás de forma regular antes de dormir el idioma que estás aprendiendo, obtendrás mejores resultados que en otras franjas, incorporarás mejor el vocabulario y la gramática adquiridos.

Una investigación científica realizada por una App de idiomas en 2016, analizó los efectos de la práctica repetida y el sueño en la retención de información a largo plazo: durante dos sesiones separadas por 12 horas, 40 usuarios practicaron el vocabulario de lenguas extranjeras, la mitad de ellos por la mañana y revisándola por la tarde, y la otra mitad por la tarde repasándola al día siguiente, después de dormir. Los resultados fueron claros: dormir entre lecciones impulsa la retención óptima a largo plazo.

Otra investigación averiguó que para alcanzar fluidez y no abandonar tu aprendizaje son fundamentales tus hábitos. Es decir, que la regularidad prevalece ante el horario. La mayoría de las personas que aprende un idioma a largo plazo, tiende a repasar unos minutos cada día o cada dos días, mientras que aquellas que espacian más la práctica son más propensas a abandonar.

El mejor horario es estudiar a diario, antes de la hora de acostarse, ya que se trata del segmento capaz de alcanzar un nivel de competencia ligeramente superior a largo plazo. Los investigadores del estudio revelaron que las personas que practican en esa franja horaria tenían un promedio superior al 52,9% de todos los usuarios.

Este grupo demostró estar más activo entre las 22:00 y las 24:00 por la semana y durante los fines de semana. Por el contrario, las personas que estudian de 9:00 a 17:00 en los días laborables de la semana, no suelen practicar los sábados y domingos, y su rendimiento en el aprendizaje es inferior.

Si podés dedicarle al estudio del idioma un rato todos los días y, mejor aún, hacerlo antes de la hora de dormir, tenés el logro casi asegurado. De todas maneras, si no contás con la disponibilidad para estudiar de noche, recordá que lo importante, en definitiva, es la constancia.

Fuente: tn.com.ar

Seguí leyendo en Tiempo Libre