de de - 00:00 hs
Mendoza

General Alvear Viernes, 21 de Junio de 2019

La contundente carta de un director en defensa de la educación sexual integral

Un grupo Pro Vida de General Alvear inició una campaña para frenar el dictado de una charla del Programa de Salud Reproductiva en la escuela José Hernández de Bowen. Desde la institución decidieron desmitificar en 5 puntos las creencias de este grupo padres.

Viernes, 21 de Junio de 2019
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

21/06/2019

Cansado de los cuestionamientos de padres y grupos religiosos, el director de una escuela de Bowen, General Alvear, decidió escribir una carta en defensa de la Educación Sexual Integral. La semana pasada, una agrupación Pro Vida intentó frenar un taller aduciendo que el Estado pasa por encima de la patria potestad y que son charlas cargadas con ideología y que despiertan la sexualidad a edad temprana.

El 14 de junio el Programa Provincial de Salud Reproductiva del Ministerio de Salud de Mendoza dio una jornada para 180 adolescentes donde se trabajó los ejes que atraviesan la sexualidad de los chicos de secundaria. "Se trató de la primera charla en 3 años que no se dio con custodia policial en la puerta de un establecimiento educativo en General Alvear", reconocieron desde el Programa. 

"En esta jornada no se promovió la masturbación ni el libertinaje sexual como se pregonó", escribió en una misiva Aldo Mathus, director del colegio José Hernández de General Alvear, quien buscó desmitificar estas creencias y llamar a la reflexión.  

Asimismo ratificó que "el despertar sexual de los jóvenes no lo provoca una charla de 2 o 3 horas una vez año", que "tampoco se busca fomentar el aborto" y que muchos jóvenes "no tienen la suerte de tener una familia con la capacidad de hablar con ellos de estos temas", por lo que la escuela es el único lugar de acceso a la información. 

Para el docente hay un doble discurso en sus detractores: "No me consta que visiten a los vecinos del distrito para informar, educar o ayudar a la gente a prevenir las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados o los abusos, entonces llego a la conclusión de que la consigna es "no hacer, ni dejar que hagan".

En octubre de 2017, la misma escuela quedó en el centro de la polémica cuando desde "Familias Unidas de Alvear" se inició una campaña en las redes advirtiendo a los padres sobre "los peligros" de la ESI. En esa oportunidad, se hizo una convocatoria en la puerta del establecimiento.

Según Mathus, la Educación Sexual forma parte de la currícula y se da como cualquier materia obligatoria. Pero, en esta ocasión, el encuentro organizado por el Ministerio de Salud tomó estado público porque participaron, además, otros 4 colegios y se tuvo que pedir autorización a los padres para el traslado de los chicos a su institución que fue sede del taller.

Sin embargo, aclaró que los padres que se manifestaron a través de las redes sociales e intentaron instalar el tema en diferentes medios de comunicación del Sur provincial no envían a sus hijos a su escuela. 

"No están dispuestos a entender. Están fanatizados", sostuvo el directivo a El Sol quien señaló que con estas acciones intentan "vulnerar el derecho de los jóvenes tal y como indica la Ley 26150 de Educación Sexual y la 26061 de Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y adolescentes".

Amenazas y presentación de abogados para frenar la ESI

En cuanto a las capacitaciones que ofrece la Dirección General de Escuelas, el titular de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares (DOAITE), Miguel Conocente, sostuvo que los intentos de frenar los charlas de ESI han mermado en el último tiempo, aunque aún hoy siguen recibiendo amenazas y escritos de abogados que representan a agrupaciones que cuestionan el cumplimiento de la Ley. 

En todos los casos, afirmó, "se pone en conocimiento al directivo de la escuela para garantizar que se puedan dar los talleres. Lo que se viola es un derecho de los alumnos reconocido a través de una Ley nacional". 

"Tanto los de la DGE como los del Ministerio de Salud son talleres dictados por personas que se han formado. Nadie puede dar un contenido de ESI sin antes estar capacitado", comentó y recomendó a todos los que tengan duda sobre los contenidos dirigirse al Portal de la DGE donde está toda la información oficial.

El Sol