de de - 00:00 hs
Mendoza

Mundo Lunes, 10 de Junio de 2019

Un centenar de muertos en ataque armado a un poblado en Mali

Las autoridades sospechan de una venganza en el marco de luchas tribales entre dogones y peuls por el control de las tierras.

Lunes, 10 de Junio de 2019
(763628)
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

10/06/2019


Diversas fuentes, entre ellas los encargados de seguridad de la región, confirmaron este lunes que al menos 95 personas fueron asesinadas en un ataque perpetrado por hombres armados contra el poblado dogon de Sobane-Kou, en pleno centro del país. Poco más tarde el portavoz del Ministerio del Interior, Amadou Sangho, confirmó la información.

Hasta el momento, además de los 95 cuerpos, se estima que hay más de 30 personas desaparecidas. "Los cuerpos están calcinados, continuamos buscando víctimas", declaró un responsable local de la municipalidad de Koundou, donde está situada la aldea, que no quiso identificarse. "Según los civiles, hombres armados vinieron a disparar, saquear y quemar. Es un pueblo de 300 habitantes. Es desolador", añadió la fuente.

Una fuente de las fuerzas de seguridad especificó que "se trata de un pueblo dogon que fue prácticamente arrasado". Agregó que "estamos en el terreno con responsables locales". Según testigos, el poblado fue completamente rodeado y se les prendió fuego a las viviendas con sus habitantes dentro. Los que intentaron huir fueron abatidos a balazos.

Posible venganza

Esta masacre recuerda a la que tuvo lugar en marzo en el poblado de Ogossagou, también en el centro de Mali, y que se saldó con 157 muertos. En aquel caso se trató de un poblado de etnia "peul" y la autoría se atribuyó a los cazadores "donzos", de etnia dogon y opuestos a los peuls por el control de las tierras. Por esa razón, las primeras hipótesis afirman que el ataque de este lunes pudo tratarse de una venganza, en una región donde la tensión étnica es palpable y creciente.

Según un reciente informe de la ONU, esta violencia interétnica dejó entre enero y mayo una cifra de 250 muertos, todo ello sin contar la violencia que a su vez perpetran los grupos yihadistas. En todo caso, la participación de estos últimos en los ataques de este lunes parece estar descartada, al menos de forma preliminar, pues los grupos radicales suelen atacar a agentes del Estado y no a civiles.

En marzo y abril de 2012, el norte de Mali cayó en manos de grupos yihadistas, que fueron expulsados por una ofensiva militar en enero de 2013 iniciada por Francia, que sigue en curso. Pese a ello, aún hay zonas enteras que siguen escapando al control de las fuerzas malíes, francesas y de la ONU, a pesar de un acuerdo de paz firmado en 2015 que en teoría debería aislar a los yihadistas.


Fuente: DW