de de - 00:00 hs
Mendoza

Mundo EEUU Jueves, 11 de Julio de 2019

Increíble error de un centro de fertilidad: una mujer tuvo 2 bebés, ninguno es suyo ni son hermanos entre sí

A su vez, a la madre de unos de los nenes le implantaron un embrión de otra pareja.

Jueves, 11 de Julio de 2019
(802274)
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

12/07/2019


Una clínica de fertilidad de California (Estados Unidos) cometió una terrible seguidilla de errores en una serie de fecundaciones in vitro. Si los hechos fueran parte de un guión cinematográfico, resultarían poco verosímiles, pero ocurrieron en la realidad.

La clínica CHA Fertility Center ?implantó tres embriones equivocados a dos mujeres. De esos implantes finalmente nacieron dos bebés y el "descuido" hizo que tres parejas pasaran por por un infierno.

Entre las víctimas están Anni y Ashot Manukyan, residentes de Glendale, suburbio de la ciudad de Los Ángeles. Ellos acusaron ante un tribunal a la clínica por el mal manejo de sus embriones.


A partir del implante de dos embriones en el HA Fertility Center, una mujer de Nueva York dio a luz a dos bebés en marzo. Pero resultó que ninguno de los dos chicos eran suyos. Uno es de los Manukyan y el otro, de otra pareja no identificada. Ambos embriones le fueron implantados por error.

Al principio de su embarazo, la mujer de Nueva York esperaba tener mellizas, pero después se vio que estaba gestando a dos varones. Ella y su marido son de origen asiático, y los bebés no comparten con ellos los rasgos característicos de ese origen. Estos fueron claros indicios de que algo estaba mal.

La pareja de Nueva York -que había gastado más de 100 mil dólares en la fertilización- también inició acciones contra CHA Fertility Center. En su demanda legal, afirman que la clínica supo de la equivocación con los embriones e intentó ocultarla.

Los Manukyan dijeron a la prensa que no supieron que habían tenido un hijo hasta que la clínica los contactó para solicitarles una muestra de ADN que permitiera determinar si el niño nacido en Nueva York era suyo.

Para empeorar la situación, Anni Manukyan descubrió que había sido inseminada con un embrión que pertenecía a otra pareja, también clientes de CHA. Ese procedimiento no terminó en embarazo.

Las pruebas demostraron que los pequeños no estaban relacionados genéticamente el uno con el otro, ni con la pareja de Nueva York. Entonces, los neoyorquinos se vieron forzados a entregar los bebés a sus padres biológicos.

Los Manukyan obtuvieron la custodia de su hijo en mayo, cuando tenía seis semanas de nacido. Mientras que la tercera pareja -que no fue identificada- se quedó con la custodia del otro bebé.

"CHA Fertility Center hizo pasar a tres familias por un infierno viviente, nuestras vidas nunca serán las mismas", dijo Ashot Manukyan. "Peleamos por tener a nuestro bebé y ahora vamos a pelear para asegurarnos de que esto no vuelva a pasar jamás", agregó.

Adam Wolf, abogado de los Manukyan, dijo que este incidente fue una de las "peores tragedias en centros de fertilidad" que vio entre los cientos de casos similares en los que trabajó.

"Anni y Ashot quedaron en la peor posición imaginable. Sus embriones fueron a una extraña y los embriones de una extraña fueron colocados en Anni", destacó. La pareja está "devastada, no pudo traer a su niño al mundo ni cargarlo cuando nació", concluyó el abogado.

Fuentes: clarin.com