de de - 00:00 hs
Mendoza

País Domingo, 9 de Junio de 2019

El 73,6 % de los niños no cuenta con la protección para viajar en auto de forma segura

Aunque las sillitas de seguridad son obligatorias hasta los diez años, pocos las usan. Olvido del cinturón en asientos traseros y de cascos en las motos, otros datos que arrojan las estadísticas oficiales.

Domingo, 9 de Junio de 2019
(762902)
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

15 fallecidos por día. 456 por mes. 5.472 a lo largo del año. Los siniestros viales representan la principal causa de muerte no natural en Argentina. Entre los jóvenes de entre 15 y 34 años, el cuadro se agrava: no hay ningún problema de salud o accidente que cueste más vidas.

Los expertos hablan de una verdadera "pandemia", que despedaza familias y genera altos costos al Estado. Por eso, reclaman políticas públicas de concientización, control y asistencia.

Cada 10 de junio se celebra el Día de la Seguridad Vial. En ese marco, el Gobierno presentó las nuevas estadísticas oficiales de la materia, para mostrar los avances conseguidos y los desafíos por delante.

Clarín participó de este balance de gestión, que se realizó por tercer año consecutivo y estuvo encabezado por el ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich. También tomaron la palabra Carlos Pérez (director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial) y Pablo Castano (director ejecutivo de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte).

Los números

La cantidad de víctimas fatales -es decir, aquellos que pierden la vida hasta 30 días después de un siniestro- representan la punta del iceberg de los datos recolectados por la Dirección de Estadística Vial.

En su Anuario estadístico con los datos preliminares del 2018, el organismo (dependiente de la Dirección Nacional de Observatorio Vial) detalla que los heridos se cuentan por decenas de miles: 45.618 con consecuencias leves y 7.446 con otras de gravedad solo el año pasado.

La mayor cantidad de fatalidades se produjeron en tres de las ciudades más importantes del país: Buenos Aires (27,03 %), Córdoba (10,3 %) y Santa Fe (8,57 %). La tasa de mortalidad total -o sea, las víctimas fatales cada 100.000 habitantes- se mantuvo relativamente estable desde 2016; pero varía mucho según la provincia. Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja alcanzan encabezan la lista de bajas por siniestros.

Los conductores de moto constituyeron el grupo más vulnerable en todo el territorio (43 % de las muertes), seguido por los que manejan automóviles (27 %), los peatones (11,66 %) y los ciclistas (3,65 %). Los hombres representaron el 77,9 % de los afectados.

El presupuesto implicado en este tipo de incidentes es igualmente impactante. Según las estimaciones oficiales, entre cuestiones médicas, humanas, administrativas y materiales, se gasta no menos de $ 175,6 mil millones anualmente. "Esto equivale a un 1,7 % del Producto Bruto Interno", advirtió Dietrich. En otras palabras, dinero suficiente para pavimentar 3.380 km de rutas.

¿Cómo son los argentinos al volante?

"En cuatro años logramos mejorar la inversión en insfraestructura y generar información de calidad. También dimos un salto en la coordinación, la simplificación de los procesos y la actualización de la normativa. Ahora apostamos a un cambio cultural", expresó el ministro.

Con la idea de conocer para generar las políticas adecuadas, desde la cartera de Transporte también recabaron información sobre el comportamiento de los conductores. Por ejemplo, ¿se respeta el semáforo?

La respuesta a esta pregunta cambia según el vehículo. Un 78 % de los motociclistas lo hace correctamente. Para los automóviles, el acatamiento es casi total: 94,8 %. Otros números, sin embargo, son menos alentadores.

Un 10,5 % de los motociclistas maneja distraído por la carga de objetos, o - en segundo y tercer lugar respectivamente- manipular el celular o fumar. El porcentaje de distraídos asciende a un 16,8 % en el caso de los conductores de autos; aunque, para ellos, la primera causa de descuido son los celulares (y luego el cigarrillo, la comida y la bebida).

Entre 2016 y 2018 aumentó la utilización de cascos en todo el país: del 60,7 % al 64,2 %. De todas formas, el número sigue siento bajo: casi 3 de cada 5.

También se observó un incremento en el cinturón, que pasó del 43,6 % al 49,3 % en esos dos años, y viene subiendo sostenidamente desde 2011. Pero hay una salvedad. En los asientos traseros de los automóviles, el uso de cintos decreció. Actualmente, un 60,2 % no se lo pone.

Quizás ningún dato es tan alarmante como el que atañe a la protección de los menores. Desde enero de 2018 es obligatorio que los chicos viajen en autos con sillitas de seguridad hasta los 10 años. Pese que, según los especialistas, la medida podría prevenir hasta un 80 % de muertes y un 90 % de lesiones... el informe expone que el 73,6 % de los niños va desprotegido.

Vale aclarar que si los menores no cuentan con ese sistema de retención, en caso de un impacto o freno violento -por su altura y peso- pueden ahorcarse con el cinturón o lastimarse seriamente.

Educar para prevenir

Desde la mesa, Carlos Pérez puso foco en la asistencia durante la post emergencia. En este sentido, resaltó la reciente creación de la Red Federal de asistencia a víctimas y familiares de víctimas de siniestros viales, por parte de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. 

Pablo Castano, por su parte, se refirió la implementación de más inspecciones, tecnología y capacitación permanente. Sobre todo, resaltó el mayor grado de fiscalización y el la creación de un Documento Universal de Transporte, el cual busca evitar los vehículos y viajes truchos (por ejemplo, de empresas de turismo).

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren en el mundo más de 1.300.000 personas por siniestros viales. Otras tantas sufren heridas y secuelas: muchas de ellas, permanentes. En Argentina, al igual que en el resto de los países, las necesidades y las metas son claras: educación, control, políticas públicas.