de de - 00:00 hs
Mendoza

País Misiones Miercoles, 12 de Junio de 2019

El joven que ahorcó a su ex le dedicaba posteos románticos en las redes: ‘Ojalá esa sonrisa perdure por siempre‘

Leopoldo Borovski fue procesado con prisión preventiva y es el único acusado por el femicidio.

Miercoles, 12 de Junio de 2019
(764546)
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

12/06/2019


Leopoldo Borovski fue procesado el viernes pasado por el femicidio de quien había sido su novia durante poco más de tres años, Fiorella Aghem. Para la familia de la joven no hay dudas de que él fue el asesino. Para la Justicia de Misiones, también, las pruebas apuntan en su contra. Sin embargo, hace unos meses nada más, el detenido le hacía públicas declaraciones de amor que hoy cosechan un repudio masivo en las redes.


"Mi corazón, mi vida, mi chinchuda, mi princesa, mi enojona, mi bombón de chocolate, mi cielo, mi todo. Feliz cumpleaños... Ojalá cumplas muchísimos años más porque te necesito a mi lado siempre y para siempre. Sos todo para mi. Haré todo lo posible por hacer que tus días sean hermosos. Ojalá esa sonrisa perdure por siempre. Sos lo único que verdaderamente me importa en esta vida. Atte: Tu novio que te ama", había escrito hace un año Borovski en su muro de Facebook.

La destinataria no era otra que Fiorella, pero la chica no volvió a cumplir años. Después de estar varios días desaparecida, la encontraron a principios de marzo desfigurada, semi enterrada y con un cable alrededor del cuello en una chacra en San Vicente. "Para nosotros esto es un calvario. Llegar a la casa después de trabajar y encontrarme con su ausencia es muy duro. Es algo que todavía no puedo superar", dijo su mamá, Mercedes Pereyra Gómez, a Radio Libertad.

Para ella, la relación entre su hija y el asesino había terminado en julio de 2018 pero tras su desaparición, con impotencia, descubrió que se seguían viendo a escondidas y que incluso en enero, dos meses antes de que la matara, Fiorella lo había denunciado por violencia de género. "Él la amenazaba y por eso ella no contaba lo que le pasaba", afirmó.

Esa denuncia le valió una orden de restricción que no fue suficiente para protegerla. Tampoco lo fueron los mensajes llenos de miedo que le enviaba a sus amigos, advirtiendo sobre el peligro que corría. "Tengo miedo de que me mate, me ahorcó con un cable, me hizo ver las estrellas", fue uno de los tantos pedidos de ayuda que mandó a través de un audio de WhatsApp.

Mientras la policía encontraba el cuerpo de la estudiante de Lengua y Literatura, Borovski ya se encontraba en Brasil para participar de un evento de autos. Incluso, contó Gómez, subía fotos muy sonrientes en ese lugar. "Es un psicópata. Vamos a luchar que esto salga a la luz y que este tipo pague y tenga una condena firme", manifestó la mujer, y agregó: "Yo no sé si la dejó a mi hija ahí con vida o sufriendo. Es algo aberrante, no tiene corazón, no se puede explicar qué tipo de persona es esa".

Sobre las pruebas en contra del detenido, la mamá de la víctima dijo que hay cámaras de seguridad que los ubica a ambos - su hija y Borovski - en una pizzería, en la terminal y varios testigos declararon después haberlos visto por la zona de la ruta 13, donde también aparece un auto gris. Es por este vehículo, en el que desconoce si podía viajar un familiar o un amigo del acusado, que además pide que se investigue la posible participación de otra persona en el crimen.

Celos que matan


Según el testimonio de amigos y allegados a Fiorella, Borovski tenía celos enfermizos y la hostigaba desde hacía meses. En más de una oportunidad le había quitado el celular porque sospechaba que lo engañaba y cada vez que se enojaba la "mecánica de tormento" era la misma: la ahorcaba con un cable hasta dejarla al borde de la inconsciencia. "Ella lo perdonaba porque le tenía miedo", declararon.

Los estudios psicológicos confirmaron más tarde un "cuadro de celopatía". Es decir, que el acusado tenía reacciones violentas para dañar al otro "porque lo consideraba de su propiedad".

La víctima murió por asfixia y la autopsia descartó que haya sido víctima de un ataque sexual. El caso se investiga ahora como un femicidio por lo que Borovski podría afrontar una pena a prisión perpetua.

Fuente: tn.com.ar