de de - 00:00 hsMendoza

El primer diario digital del sur de Mendoza

Futbol Jueves, 15 de Octubre de 2020

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, indignado tras la derrota en Eliminatorias: ‘Brasil no necesita la ayuda del árbitro‘

El conjunto dirigido por Ricardo Gareca cayó 4 a 2 como local y el juez Julio Bazcuñán fue apuntado por su labor dentro del campo de juego al haberle cobrado dos penales al combinado visitante

Jueves, 15 de Octubre de 2020
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

15/10/2020


El presidente de Perú, Martín Vizcarra, manifestó este miércoles su malestar por la actuación arbitral en el partido que la selección peruana perdió el martes por 2-4 contra Brasil, correspondiente a la segunda jornada de las Eliminatorias sudamericanas del Mundial de Qatar 2022.

"Creo que un equipo como Brasil no necesita la ayuda del árbitro para desequilibrar un partido", afirmó el mandatario desde el Palacio de Gobierno de Lima, durante el acto inaugural de la instalación del Consejo Nacional de Salud Mental (Conasame). Además, criticó duramente "como hincha y como ciudadano" la actuación del chileno Julio Bascuñán, que cobró dos penales en favor del combinado visitante.

"En dos oportunidades nuestros jugadores estuvieron adelante en el marcador por mérito propio, por su trabajo, talento y entrega, y lamentablemente el árbitro nos desequilibra un partido que estaba para cualquiera", sostuvo Vizcarra.

El presidente deseó que "no se cometan en el futuro errores groseros que cambian la historia de un partido" y confió en que "la propia organización de la FIFA pueda corregir, a través de los mecanismos internos que tenga, esas fallas clamorosas que afectan al equipo, a la hinchada y a todo un país".

"Más allá del resultado injusto por esa circunstancia, quiero agradecer la entrega y pundonor de los jugadores de Perú en la cancha, y con ese esfuerzo mantenemos viva la esperanza de llegar al Mundial", apuntó el jefe de Estado. Vizcarra valoró la entrega y coraje de los futbolistas dirigidos por el argentino Ricardo Gareca, "que jugaron de igual a igual ante Brasil, pentacampeón mundial y una de las selecciones más poderosas".

A su vez, más de 225.000 peruanos han firmado en apenas 12 horas una petición pública en internet contra el árbitro chileno Julio Bascuñán, que el martes dirigió el partido entre las selecciones de Perú y Brasil, ganado por la Canarinha por 4-2.

La petición lanzada en la plataforma change.org solicita que se le retire la licencia de árbitro a Bascuñán, que cobró dos penales a favor de la selección de Tite. La iniciativa fue publicada al terminar el encuentro y en apenas tres horas ya había conseguido 180.000 adherentes, mientras que a primera hora de este miércoles ya había sumado otras 45.000 suscripciones.
El autor de la petición recordó que Bascuñán ya fue protagonista de otras sonadas polémicas a nivel internacional como el pasado año en un partido de Copa Libertadores entre Cerro Porteño y River Plate, donde los argentinos protestaron que no expulsara al delantero paraguayo Nelson Valdez tras una dura entrada.

La solicitada fue difundida además en redes sociales por influyentes personalidades con centenares de miles de seguidores como el politólogo y exjefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) Fernando Tuesta, aficionado también al fútbol y confeso seguidor de Alianza Lima. "Hasta los 80 minutos el partido empatado, pero Bascuñán inclina escandalosamente a favor de Brasil. Un robo de un ladrón vestido de negro", escribió Tuesta.

Más allá del enfado de los aficionados, Bascuñán tuvo que soportar momentos violentos cuando apenas culminado el encuentro del otro lado de los muros del Estadio Nacional del Perú, un grupo de aficionados peruanos lo esperó para insultarlo mientras se subía al automóvil que lo transportaría a su hotel. Finalmente, el medio peruano América TV mostró unas impactantes imágenes de cómo estaba el hotel en donde se encontraba el chileno, quien estaba custodiado por una hilera de al menos 10 policías armados para garantizar su seguridad hasta su salida del país.