de de - 00:00 hsMendoza

El primer diario digital del sur de Mendoza

Otros deportes MMA Martes, 14 de Enero de 2020

Por qué Conor McGregor regresa a UFC: una revancha y la bolsa más grande de la historia

Queda comprobar que el irlandés mantiene todavía las aptitudes que le encumbraron después de más de dos años de ausencia. Si gana, aseguran que habrá revancha con Khabib.

Martes, 14 de Enero de 2020
(978623)
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

14/01/2020


El próximo 18 de enero, Conor McGregor regresa al octágono por primera vez desde octubre de 2018, cuando el campeón de peso ligero Khabib Nurmagomedov acabó con el irlandés de forma aplastante en UFC 229. McGregor, que ha peleado dos veces en el pasado en el peso welter, regresa a la división para enfrentarse al exretador al título ligero Donald Cerrone en el evento principal del primer pago por visión en 2020, UFC 246.

El caché de McGregor sigue siendo tan alto que a pesar de estar más de dos años fuera del octágono se llevará la bolsa más grande en la historia de UFC. Tiene garantizados 4,4 millones de euros para la pelea sin título que se celebrará en Las Vegas. Y esta mareante cifra ni siquiera fijará el límite de sus ganancias; también recaudará un porcentaje sobre las ventas del pago por visión. Su pelea contra Khabib registró 2,4 millones de compras y algunas fuentes estiman que por el porcentaje se embolsó 30 millones de euros, aunque McGregor ya cimentó su futuro financiero para el resto de su vida con su combate de boxeo contra Floyd Mayweather, por el que entraron en su cuenta 89 millones de euros.

Actualmente vive en la opulencia pero Connor McGregor se crió en uno de los barrios más deprimidos de Dublín. Debido a las carencias económicas de su familia tuvo que trabajar desde que era niño como fontanero, el oficio que heredó de su padre. Fue uno de los beneficiados por los subsidios estatales de alimentos para las familias necesitadas. Comenzó a practicar deportes desde su niñez. Primero quiso ser futbolista, es fanático del Manchester United, luego decidió dedicarse al boxeo después de sufrir "bullying", donde hizo sus pinitos en el campo amateur y más adelante se consagró como luchador de artes marciales mixtas.

Dee Devlin, su fiel compañera

Con el respaldo constante de su compañera, Dee Devlin, con la que convive desde hace más de 12 años cuando empezaron una vida en común compartiendo una vivienda muy precaria, McGregor ha sabido prosperar de forma meteórica. Cuando fichó por UFC en 2013, acababa de ganar el título de peso pluma de la promotora Cage Warriors después de ser titular del peso ligero de la misma compañía. Su récord en ese momento era de 12-2. McGregor ingresó en UFC levantado mucha expectación, pero la promotora anteriormente ya había firmado luchadores sobre los que guardaba grandes ambiciones y al final no funcionaron como preveía. Es más, cuando debutó ni siquiera le colocaron en la tarjeta principal. McGregor noqueó a Marcus Brimage en 67 segundos, ganando su primer bono de UFC por su inmejorable actuación. Desde entonces sus apariciones tanto dentro como fuera del octágono han seducido a buena parte de sus compatriotas y a millones de fans por todo el mundo. Hoy, tiene un récord de 21-4 y ha sido el único luchador en lucir dos títulos de UFC al mismo tiempo.


McGregor está actualmente instalado en una racha de derrotas. Incluso en sus últimos combates ni siquiera parecía encontrarse seguro en la lucha de golpeo que es el ámbito donde siempre peleaba mejor. Nate Díaz le castigó tremendamente en sus dos enfrentamientos, aunque pudo salir vencedor en el segundo; Mayweather Jr. le superó en una farsa de pelea de boxeo y Nurmagomedov simplemente pasó por encima del irlandés y le derrotó sin excesivas complicaciones.

Su debilidad tras una derrota

Al más alto nivel de las MMA la concentración en el trabajo es inexcusable si quieres obtener algún éxito. Y la estrella irlandesa ha evidenciado sufrir psicológicamente mucho por sus pérdidas, como cuando agredió cobardemente a una persona mayor en un bar de Irlanda por negarse a beber su marca de whiskey, una acción por la que pidió públicamente perdón. O cuando en los prolegómenos de una pelea de Khabib Nurmagomedov arrojó una carretilla de mano a la ventana del autobús donde estaban los competidores en un intento de herirle. A pesar de su histriónico personaje, el irlandés ha mostrado varias veces su mejor faceta apoyando varias causas sociales, como cuando felicitó a la comunidad gay tras legalizarse el matrimonio homosexual en Irlanda.

Otro interrogante que existe antes de pleito es intuir cómo se desenvolverá el irlandés en el peso welter. McGregor es un excampeón de peso pluma y ligero cuya única experiencia peleando en esta división fue cuando se cito dos veces con Nate Díaz, otro peso ligero reconvertido. Díaz estranguló a McGregor en el primer combate y el irlandés ganó por decisión en una guerra de ida y vuelta que conformó una revancha espectacular. Donald Cerrone también es un peso ligero en origen, pero a diferencia de Díaz y McGregor, él sí que ha tenido cierto éxito desde que ascendió de manera más o menos permanente a esta categoría.

El presidente de UFC, Dana White, ya ha declarado que si obtiene una victoria sobre Cerrone, hay muchas posibilidades de que consiga una segunda oportunidad contra Nurmagomedov. Así que la carrera de McGregor en UFC regresa por la autopista central rauda hacia la cima. Sólo queda comprobar que el irlandés mantiene todavía las aptitudes que le encumbraron después de más de dos años de ausencia.

Fuente: El Confidencial