de de - 00:00 hsMendoza

El primer diario digital del sur de Mendoza

País Viernes, 31 de Julio de 2020

El Senado aprobó la ley que regula el teletrabajo

Contó con 40 votos a favor y 30 en contra. El oficialismo justificó el avance en la sanción de la norma sin modificaciones y Juntos por el Cambio criticó la ausencia de correcciones.

Viernes, 31 de Julio de 2020
(1184930)
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

31/7/2020

El Senado aprobó y convirtió en ley este jueves el proyecto de Teletrabajo que establece una serie de principios generales para esta modalidad laboral, ampliamente extendida durante la cuarentena por el coronavirus.

La nueva norma contó con 40 votos a favor y 30 en contra, tras un debate de poco más de tres horas en las que el Frente de Todos justificó el avance en la sanción de la ley sin modificaciones y Juntos por el Cambio criticó la ausencia de correcciones.

Es que el proyecto se debatió tal como fue aprobado por la Cámara de Diputados ya que el oficialismo rechazó introducir una serie de cambios propuestos por representantes del sector empresario, quienes la semana pasada expusieron ante la Comisión de Trabajo de la Cámara alta.


Al inicio de la sesión, el oficialista Daniel Lovera, presidente de la Comisión de Trabajo, indicó que la negativa a aceptar esos cambios se basó en que "es un texto al que se arribó desde diferentes iniciativas y que protege a los trabajadores".

"Hemos escuchado inclusive a sectores propiciar la ausencia de regulación para no entorpecer el mercado y sus posibilidades de crecimiento. La falta de regulación no solo genera conflictos, sino que genera abusos", afirmó.

Al respecto, Lovera remarcó: "Es imprescindible contar con un marco regulatorio para evitar que se afecten derechos". Además, sostuvo que las negociaciones colectivas "serán las que definan cada una de las particularidades (del teletrabajo) en las actividades".

Mariano Recalde defendió el proyecto al señalar que "no surge a las apuradas". Destacó que tuvo "amplio consenso en la Cámara de Diputados" y afirmó que la ley "garantiza derechos que ya existen, que de no ser respetados harían retroceder al país 100 años".

"Es muy sano que la ley prohíba al empleador, por ejemplo, efectuar llamados fuera del horario laboral", sostuvo.

Por otra parte, el jefe de los senadores de Cambiemos Luis Naidenoff declaró que "hay una mirada sesgada (del oficialismo) con esta idea de no aceptar cambios" y señaló "falta de sentido común", ya que la ley "pone un freno a las fuentes de trabajo".

La senadora de Juntos por el Cambio Gladys González señaló que todos los legisladores "están de acuerdo con regular" la nueva modalidad, pero agregó: "Hoy van a aprobar una ley de teletrabajo que estoy convencida de que muchos de ustedes coinciden en que es un obstáculo y no una promoción del empleo, que atrasa".

Fuerte cruce en la sesión


El senador oficialista por Neuquén Oscar Parrilli y su par de la oposición por Salta Juan Carlos Romero tuvieron un fuerte cruce durante el debate. Parrilli cuestionó a Romero porque, según él, el representante de Juntos por el Cambio había "descalificado a un empresario PyME", al llamarlo "militante K". Se trata del presidente de la asociación de empresas nacionales, Leo Bilanski, que expuso a fines de julio durante el tratamiento en comisión.

Antes, el salteño había cuestionado la presencia de algunos participantes de la reunión de la Comisión de Trabajo por "su afinidad" con el Gobierno. "Traer a un militante K que tiene una agrupación que es un sello de goma es una falta de respeto para los senadores", aseguró Romero, quien se opuso al proyecto de Teletrabajo.

Unos minutos después, Parrilli interrumpió el discurso del oficialista Mariano Recalde para responderle a Romero. Argumentó que hizo "manifestaciones difamantes y agraviantes" y le dijo: "Ser militante K no es una afrenta".

"Sí es una afrenta que el senador Juan Carlos Romero se haya negado, haciendo gala del supuesto fuero personal, a presentarse ante la Justicia cuando fue denunciado hace algunos años", destacó Parrilli.

La respuesta del oficialista hizo que el senador de la oposición pidiera nuevamente la palabra para responderle. "La causa que menciona fue hace mucho tiempo y fue declarada nula. Además, la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado nunca trató ese pedido", se defendió.

Finalmente, el senador salteño agregó: "No es nada personal, pero percibo en cada proyecto del oficialismo una cultura de la venganza y la revancha y eso es muy malo para la convivencia política".

Los detalles de la Ley de Teletrabajo


La ley aprobada busca establecer los presupuestos legales mínimos para la regulación de la modalidad de teletrabajo en aquellas actividades que lo permitan por su naturaleza y características, y aclara que los aspectos específicos se establecerán en el marco de las negociaciones colectivas.

La norma establece que las personas que trabajen bajo esta modalidad gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las que trabajen en forma presencial. Su remuneración no podrá ser inferior a la que percibían o percibirían en modalidad presencial.

Además, determina que los convenios colectivos deberán prever una combinación entre prestaciones presenciales y por teletrabajo.


En cuanto a la jornada laboral, determina que debe ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo, de conformidad con los límites legales y convencionales vigentes y que las plataformas y/o sistemas utilizados por el empleador deberán desarrollarse de modo acorde a la jornada laboral, impidiendo su conexión fuera de la misma.

También menciona el derecho a la desconexión digital, es decir, la posibilidad a dejar de lado los dispositivos digitales fuera de el horario laboral y durante los períodos de licencias.

Sobre las tareas de cuidado señala que, quienes acrediten tener a su cargo, de manera única o compartida, el cuidado de personas menores de 13 años, personas con discapacidad o adultos mayores que convivan con la persona trabajadora y que requieran asistencia específica, tendrán derecho a horarios compatibles con esas tareas de cuidado y/o a interrumpir la jornada.

El traslado de quien trabaja en una posición presencial hacia la modalidad de teletrabajo, salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditados, debe ser voluntario y el consentimiento debe prestarse por escrito.

El punto sobre la reversibilidad, uno de los que más discrepancias generó, indica que el consentimiento prestado por la persona trabajadora para pasar a la modalidad de teletrabajo es reversible en cualquier momento de la relación laboral.

La ley ordena que el empleador debe proporcionar el equipamiento, las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el desempeño de las tareas, y asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación de las mismas, o compensar por la utilización de herramientas propias de la persona trabajadora.

Fuente: tn.com.ar