de de - 00:00 hsMendoza

El primer diario digital del sur de Mendoza

San Rafael Viernes, 22 de Mayo de 2020

El 'Pase del año'

O tendríamos que decir 'la venganza del año'.

Viernes, 22 de Mayo de 2020
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

22/5/2020

Cristina Da Dalt (nuestra Cristina local), la delegada de la Udai de Anses San Rafael, ha decidido después de varios años de pensarlo seriamente, idas, vueltas, rencores y desencuentros, abandonar de una vez y (¿para siempre?) las filas del equipo de los hermanos Félix, liderada por Emir, quien en la última elección la posicionó de candidata a Vicegobernadora secundando a Alejandro Bermejo.

En el Municipio local tildan esto de una "Icardeada" de Cristina Da Dalt sin precedentes y la tropa, por lo menos, promete feroz venganza.

"No tiene un solo voto"; "Es mentira que tiene brillo propio"; "Que devuelva la empleada del Concejo Deliberante que se llevó al Ansess!!";" Sin el Emir que la banque no es nadie!" son algunas de las cosas que se escuchan en los pasillos Municipales y el Concejo Deliberante.

En todo eso hay algunas verdades y algunas mentiras. Y sobre todo, bronca.

Emir Félix ya lo sabía cuándo lo subieron enfermo a ese avión que lo llevó a Capital Federal. Es más, ya lo sabía antes, cuando fue a batallar a Buenos Aires para conseguir los cargos de LV4, Pami y Anses, ya que cuando le tocó "pelear" por este último lo hizo, tímidamente por así decirlo. Sabía que Cristina "en algo andaba" ya que le habían llegado algunos datos de conversaciones que Da Dalt habría tenido con los Kirchneristas mendocinos y que "por otro lado" alguien (ese alguien es nada menos que Carlos Ciurca, líder total del Kirchnerismo en la Provincia, le pese a quien le pese, íntimo amigo de Raúl Guerra y quien se ocupó personalmente de ratificar la confirmación en el cargo de Anses de Da Dalt) le prometió su apoyo total para catapultarla como Intendenta en el año 2023 prometiéndole cualquier tipo de recursos, cargos, contactos y poder.

Al parecer y por la que información que hemos podido recabar, Cristina sería en un futuro inmediato la persona con más poder en el Sur de Mendoza, debido a su acercamiento con Carlos Ciurca y Anabel Fernández Sagasti (quien el martes pasado vino a visitarla solamente a ella), ambos líderes "K" provinciales y quienes le hablan al oído a la "otra Cristina".

Da Dalt a partir de ahora también tendrá que empezar a demostrar y a acostumbrarse a "la vida sin Emir".

Sin chofer, sin combustible, sin caja chica, sin publicidad en todos los medios que sigue manejando Miranda, sin la LV4 (que también maneja Miranda, pero que no llega a los distritos), sin secretaria, sin cargos, sin horas cátedras, función critica, horas extras, bolsones, pollitos, y fundamentalmente, sin los votos. Los votos son los que mandan.

Nada de todo eso amilana a Cristina. Si bien no será una misión fácil al principio, al igual que "una casada infiel", será vista con malos ojos por la casta política Municipal que, hoy, la tiene como su enemigo número 1.

A Cristina Da Dalt no le importa, dice que se la banca y seguramente así sea. Cree que después de haberse aguantado una campaña con buena cara cuando era candidata a Vicegobernadora y a sabiendas que el Intendente no movía a nadie, ella siguió firme con la campaña a cuestas, después de eso, se cree capaz de todo.

Los recursos se los aseguró la Nación (nada menos que la Nación), el lugar hasta donde nuestro Intendente recurría para ir a buscar lo que no conseguía en la Provincia ¿Lo seguirá consiguiendo?

La pregunta que surge después de este "tremendo acto de infidelidad" según los punteros más ácidos (todos rentados por supuesto), es qué van a hacer los hermanos Félix.

Al parecer, no es la intención de ellos confrontar abiertamente ni con Sagasti ni aun menos con Carlos Ciurca, a quien le tienen más temor que respeto.

La idea sería consensuar un camino tranquilo desde ahora hasta la contienda electoral del año entrante, donde se juegan cosas importantes y los Félix quieren aportar su "cuota" legislativa, por así llamarlo.

Veremos con cuanto poder llegar dentro de un año Cristina Da Dalt y también veremos si es la única que decide emigrar del calor de los Félix.

Solo Dios lo sabe.