de de - 00:00 hsMendoza

El primer diario digital del sur de Mendoza

San Rafael Miercoles, 7 de Abril de 2021

Profundo pesar en la familia de Maristas tras el fallecimiento del Hermano Magdaleno

La comunidad del Colegio de Los Hermanos Maristas lo despidió con sentidas palabras.

Miercoles, 7 de Abril de 2021
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

7/4/2021

Con profundo pesar, la comunidad del Colegio de los Hermanos Maristas despide al Hermano Eugenio Magdaleno, quien falleciera en las últimas horas producto de un paro cardiorrespiratorio.

"Partió un gran Hermano, fiel a sus convicciones, profundamente marista. Defensor de las causas justas, solidario como pocos, generador de encuentros, sabio en las reflexiones, con un corazón abierto y empático para escuchar. Siempre dispuesto a todo. Nos dejó una frase, que si bien no era  de su autoría, lo dice todo: "Solo queda lo que damos".

Y así fue él... nos quedará todo lo que nos transmitió durante tantos años sembrando la Palabra y el Carisma d
e Champagnat. Que brille  para el queridísimo Hno. Eugenio Magdaleno la luz que no tiene fin" destaca con sentidas palabras el comunicado realizado desde la institución, que lo tuvo como director.

El Hermano Eugenio Magdaleno nació en España y finalizó sus estudios sacerdotales en el Seminario de Nuestra Señora de Guadalupe de ese país. En 1959, llegó a nuestro país e inició su carrera docente en la Escuela Normal Champagnat de Luján (Prov. de Bs. As.).

Posteriormente se fue a Roma, donde cursó Teología, especializándose en Teología dogmática. Luego, logró su título de profesor del Pensamiento y Literatura Francesa de la Sorbona y, habiendo alcanzado el doctorado, regresó a la Argentina. A partir de este momento se desempeñó en altos cargos en la Universidad del Salvador y centro jesuita de San Miguel. Se ha especializado en temas afines con la juventud.

Luego alcanzó el cargo de Consejero Provincial Marista y se desempeña como tal durante seis años en Luján. Siendo rector del Colegio Manuel Belgrano de Buenos Aires, el Consejo General en Roma para toda la congregación lo elige como Consejero General de la Congregación, cargo que ocupa durante 8 años. Adquiere experiencia del mundo, especialmente de África.

Con orgullo solía jactarse y recordar, haber sido profesor del Jorge Bergoglio, el Papa Francisco, allá por la década del `70 en la Universidad de El Salvador, a quien lo recordaba como un muy buen alumno.

En 1990 regresó a la Argentina. Adaptó el Catecismo Católico a cursos primarios y secundarios. Creó con grupos universitarios el movimiento REMAR que colabora con los asentamientos de la Capital y el hospital de Niños "Dr. Garrahan".

A nuestra ciudad llegó en el 2010 para hacerse cargo del Colegio de los Hermanos Maristas, sitio donde se ganó el respeto y cariño de todos, además de cumplir una gran labor, principalmente en su sede de la Isla del Río Diamante, el colegio de La Buena Madre.

Su tarea como religioso fue interminable, además dictó innumerables conferencias y aseguraba que seguiría haciendolo "hasta que Dios quiera". Le gustaba trabajar y se lo inculcaba a los alumnos.

Apostó su vida entera a enseñar, algo que realmente lo apasionaba y de hecho escribió 12 libros, la mayoría sobre educación.

Se realizará una misa para despedir sus restos desde las 19 en la Catedral San Rafael Arcángel, de la ciudad de San Rafael.