de de - 00:00 hsMendoza

El primer diario digital del sur de Mendoza

Cultura Columna Jueves, 20 de Febrero de 2020

Diario de un viaje

Kurt Ottosen se encuentra de intercambio estudiantil en Alemania, en el marco de un programa del Rotary Club. Cada semana compartirá con los lectores de Mediamendoza, sus experiencias sobre este interesante viaje. 

Jueves, 20 de Febrero de 2020
Mediamendoza El Diario del Sur de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

21/02/2020

Steiff
   

El 29 de marzo de 2004, Friedhelm y Joachim Steiff, inauguraron el museo "Steiff", pero ¿de qué se trata este museo?
   

Bueno, vamos a eso, la historia se remonta al 24 de julio de 1847, año en que nació Margarete Steiff. Una niña que 18 meses después de su nacimiento sufrió fiebre alta y con ello sus consecuencias; la paralización de sus dos piernas y el inicio de un terrible dolor en su brazo derecho que la acompañaría por el resto de su vida. 3 años después le fue diagnosticada poliomielitis.
   

A pesar de su fuerte dolor en el miembro derecho y la paralización de sus piernas logró finalizar la escuela de sastrería a sus 17 años; sumándose a la profesión impartida por su padre. Algunos años después se sumó a la sastrería de sus hermanos, quienes terminaron abandonando la ciudad y cediéndole el negocio.
   

Hasta ahora su sastrería se dedicaba de manera exclusiva al buen vestir de la sociedad alemana, hasta que el 8 de diciembre de 1879 vio la plantilla de un elefante en el diario Modenwelt y decidió crearlo, pero esta vez en tela y con material blando.
   

Ese primer elefante, con forma y textura de lo que hoy llamamos "peluche", causó gran impacto en la sociedad y pronto se volvió un objeto requerido por todos los niños de la ciudad.

La revolución de los juguetes blandos (antes de madera, hierro o cerámica) había iniciado.

En 1880, tan solo un año después del invento que cambiaría la infancia de los niños, Margarete refundó su compañía bajo el nombre de "Steiff GmbH" y modificó su rubro únicamente a "juguetes blandos".

Algunos años después la fábrica inicial había quedado en el olvido y ya manejaba su nueva industria bajo el lema de "¡Solo lo mejor es lo suficientemente bueno para los niños!". En ese entonces la producción era únicamente de monos; burros; caballos; camellos; cerdos; ratones; perros; gatos; conejos y jirafas, teniendo ausente el peluche más comprado al día de la fecha, el oso. Hasta que en 1902 su sobrino favorito le propuso la creación del mismo, a lo que en un primer momento se negó pero finamente accedió. Ese mismo año comenzó la creación del "Bär 55", el cual fue descubierto en 1906 por un comerciante estadounidense que comenzó una comercialización de peluches sin precedentes. Tal fue la revolución causada en estados unidos que se decidió cambiar su nombre a "Teddybär", en honor al entonces presidente de estados unidos Theodore "Teddy" Roosevelt.

Para 1907, "Steiff GmbH" contaba con 400 empleados y 1,800 trabajadores a domicilio, quienes ese año fabricaron 973,999 ositos de peluche y alrededor de 1,700,000 juguetes. La compañía acumula innumerables premios alrededor del mundo y se posiciona, sin competencia, como líder global. 

Lamentablemente el 9 de mayo de 1909, a la edad de 61 años, por causa de una neumonía fallece Margarete. Inmediatamente sus sobrinos toman el control de la fábrica y continúan a un ritmo aun superior, pero para desgracia de ellos se avecina un nuevo golpe, la segunda guerra mundial.

Luego de algunos años en crisis logran recuperar mercado e incluso romper un record de producción en 1956 de la mano de 5782 empleados fijos.

Con viento de cola logran dejar atrás todos los problemas que habían sufrido durante lo que ya denominaban como "el siglo pasado", teniendo en cuenta que corrían los primeros días del siglo XXI, y vivían un ambiente de festejo planeando la celebración por el centenario de la creación del oso de peluche "Teddy". La cual constó en el estreno mundial de la obra "Teddy- un sueño musical". 

Finalmente, dos años después de los festejos, Friedhelm y Joachim Steiff, inauguraron el museo "Steiff"; el cual cuenta con más de 2000 exhibiciones distribuidas en 3 plantas que ocupan una superficie total de 2.400m2.

Un museo que nos hace viajar en el tiempo y recordar las historias que fuimos viviendo y creando junto a nuestros juguetes favoritos.

¡Espero que les haya gustado! ¡Abrazo enorme y hasta la próxima!